Etiqueta: san ildefonso

Cualquier evento es bien recibido aquí

El restaurante canónigos se encuentra en La Granja de San Ildefonso. Gozamos de una localización privilegiada porque estamos situados dentro de los jardines del gran Palacio Real de San Ildefonso. Te animamos a que vengas y compruebes por ti mismo a qué nos referimos. La Granja de San Ildefonso es un lugar muy interesante donde poder pasar el día, pero si lo que buscas es un establecimiento donde poder llevar a cabo tus reuniones de empresa, no tienes que continuar con la búsqueda, porque nuestro restaurante cuenta con dos fabulosos salones que se adaptan a cualquier volumen de invitados. Además tenemos un proyector donde podrás visualizar tus presentaciones, un micrófono para que todos los que atiendan a las exposiciones, oigan mejor lo que tienes que decir, y el servicio del restaurante sin duda es muy bueno.

Uno de los salones se llama Salón de Versailles, porque es el de mayor tamaño. Puede llegar a albergar hasta a trescientos comensales, por lo que el número de invitados no será problema. El cambio, el Salón de la Colegiata es el más pequeño, modesto e íntimo. Aún así, caben sesenta personas tranquilamente.

No tiene por qué ser una reunión de empresa. Las comidas de empresa también puedes realizarlas en nuestro restaurante; tenemos una serie de menús que encajarán con tus gustos y con el de tus invitados. Cuando se trata de conversar acerca de temas de empresa y de negocios, es mejor estar en un lugar aislado y tranquilo donde poder concentrarse. No hay lugar mejor que La Granja de San Ildefonso. El único sonido que podría molestaros es el de la naturaleza en sí. El aire puro os purificará y os relajará, y no se podría pedir más para centrarse en una reunión o comida de empresa.

El servicio de restauración de Restaurante Canónigos se encargará de que tu evento, reunión o comida de empresa esté a la altura de las circunstancias, atendiendo a los invitados como si de reyes se tratara. Vamos, como debe ser. Los menús son muy atractivos, y hay gran variedad de precios ¡para todos los bolsillos! Bien es cierto que el restaurante se especializa en comida castellana, es nuestro mayor don dentro de la cocina, y el cochinillo segoviano es nuestro plato estrella. Pero además de esto, también podrás degustar cordero, filetes, judiones de la granja, ensaladas, etc…

Para reservar y obtener más información, podéis visitar la página web de nuestro restaurante, http://www.restaurantecanonigos.com, o también podéis consultarnos a través de:

Teléfono: 921 47 23 27
Fax: 921 47 23 27
Email: reserva@restaurantecanonigos.com

El mejor lugar para comer en La Granja

Nuestro restaurante está en una localización tan privilegiada que te costará decir que no, y negarte a visitarnos. El Palacio Real de La Granja está situado frente a nosotros, y nosotros dentro de los límites de los jardines. ¿Podrías pedir más? No solo comerás en un restaurante con buenos precios, y mejores menús, sino que disfrutarás de unas vistas espectaculares. Además, la ciudad cansa mucho. Si vives por Madrid, te recomendamos que vengas un fin de semana a visitarnos, ahora que aún queda verano por disfrutar. Podrás respirar aire puro directamente de la montaña, hacer fotos increíbles del paisaje, oír el canto de los pájaros, deleitarte con el sonido de las fuentes repartidas por todo el jardín del Palacio Real…dar largos paseos por la zona, observar el paraje verde, degustar el mejor cochinillo segoviano en nuestro establecimiento gastronómico, y mucho más.

Si te animas a venir, te recomendamos que visites dos lugares, además del Palacio Real: El pozo de la nieve, y la Iglesia de los Dolores. Normalmente te habríamos sugerido que visitaras Segovia, y comprobaras por tí mismo que el acueducto es una obra maestra arquitectónica, pero como ya hemos hablado de todos esos sitios turísticos, aún nos falta mencionar lugares de interés, como éstos dos que acabamos de plantearte.

El Pozo de Nieve de La Granja se construyó en 1736 por un encargo real y tenía por objeto abastecer de nieve todo el núcleo urbano que por aquel entonces estaba empezando a aparecer. El pozo está directamente excavado en la roca. y tiene una forma elíptica más que una planta circular. Las paredes verticales de mampostería alcanzan los siete metros dentro de la propia estancia. Además, el pozo cuenta con una capacidad de más de 500 metros cúbicos, es sin duda uno de los más grandes que se conocen en nuestro país. Cuando se trasladaba la nieve al pozo, se colocaba sobre una cama hecha de ramajes, y se extendían a través de capas apisonadas de cuarenta centímetros de espesor. Se separaban gracias a la paja o esterillas. El pozo acabó abandonado y terminó por derrumbarse. En su lugar, se creó una plaza con una fuente, instalada en 1925. En 2010 se realizaron labores de rehabilitación y gracias a ésto, se pudo descubrir el pozo que yacía debajo. Actualmente es un espacio cultural y también es un centro de interpretación de las construcciones tradicionales de los Pozos de Nieve.

La estructura de este pozo de nieve está integrada directamente en la urbe de La Granja, y es otra de las curiosidades por las que deberías visitarlo, porque antiguamente, estos pozos se construían en la montaña, que es dónde más nieve había.

La iglesia de los dolores es una plaza bastante grande que en ocasiones funciona como plaza mayor. Es un templo de carácter barroco, construido en 1764 para alojar a la Hermandad de los Dolores. De ahí su denominación. Antes había una ermita colocada delante del hospital, y ahora está esta gran iglesia. Conserva en su interior la imagen de la patrona.  Es un monumento bastante interesante, y muy bonito.

!La festividad de Santiago ya está aquí!


Sí, Santiago siempre se relaciona con Galicia, con el Camino de Santiago y la peregrinación. Pero en La Granja de San Ildefonso también participa en la festividad de Santiago. Una fecha muy especial en la cual todas las fuentes del Palacio Real de San Ildefonso se encienden y dotan de colorido y diversión acuática a los espectadores y visitantes. Solo sucede esto tres días al año. Hablemos un poco de Santiago, ¿quién era este hombre?

Santiago de Zebedeo, conocido también como Santiago el Mayor, era hermano de Juan el Apóstol. El descubrimiento de su tumba dio lugar a una unificación de territorios, cristianizando la «Vía del Finisterre», entre otras actuaciones religiosas.

En el año 1122, el Papa Calixto II estableció la celebración del Año Santo Jacobeo cada año que coincidiera el 25 de julio en domingo. El Palacio Real de San Ildefonso le roba protagonismo a Galicia y a Asturias, celebrando este día con fuentes de colores, luces, y florituras acuáticas de todo tipo. Además, el Palacio Real de San Ildefonso fue construido bajo el mandato del Rey Felipe V de España, que buscaba alejarse del viejo Alcázar de los Austrias. El palacio guarda similar relación estética con el Palacio de Versalles, utilizado como modelo durante su construcción.

Los magníficos jardines del palacio, y sus 26 fuentes, regalan al visitante una serie de atractivos espectáculos que solo ocurren tres veces al año, hoy incluido. No te lo puedes perder, vente a visitar el Palacio y descubre la frescura y belleza que esconden los inmensos jardines, disfruta de las vistas de la sierra, haz una pausa del estrés diario y combate el calor con la brisa propia de la sierra.

La Real Colegiata de la Santísima Trinidad forma parte del conjunto (palacio, y otros edificios que conforman una U) Los jardines del medio punto son aquellos coronados con árboles de coníferas, colocados de forma que parece una plaza de distribución. El palacio se encuentra en la parte frontal de todo el complejo, y cuenta con dos patios (Coches y Herradura, a derecha e izquierda, respectivamente)

Otro de los edificios con gran fama por esta zona es la Casa de las Flores, que cuenta con una superficie total de 655 metros cuadrados. Los visitantes que ya han gozado de las vistas del palacio, no han podido evitar visitar estos edificios anexos a él, aprendiendo cosas nuevas de la historia, inmersos en otra época de reyes, reinas y poderíos.

 

Los jardines no dejarán indiferente a nadie, lleno de fuentes y estatuas que adornan a éstas, además del embalse, los arroyos, los Montes de Valsaín, la Sierra de Guadarrama y la cultura segoviana que ofrece una carta gastronómica de lo más interesante, destacando por encima de todo el cochinillo al horno.