real colegiata la granja

Darse el ‘sí, quiero’ en la Real Colegiata de La Granja

Cada año por estas fechas empezamos a ver como nuestros salones y terraza se llenan de familias y amigos celebrando bodas civiles y religiosas. Algunas de las parejas recién casadas que vienen a Restaurante Canónigos llegan de localidades cercanas, ya que por toda la provincia de Segovia se pueden encontrar rincones mágicos en los que casarse. Otras lo hacen en esta misma localidad, donde se encuentra uno de los templos más hermosos para celebrar una ceremonia religiosa, la Real Colegiata de la Granja.

Desde el punto de vista arquitectónico, la antigua capilla del Palacio Real es espectacular. Quienes se han dado el ‘sí, quiero’ en este templo neoclásico destacan el ambiente cálido del interior, los frescos que cubren la impresionante cúpula, el retablo central, la sillería del coro y la maravillosa luz que se cuela por sus vitrales. Y fuera, el entorno incomparable en el que se enmarca, con esos inconfundibles jardines que son una de las señas de identidad del conjunto arquitectónico del Palacio Real de La Granja.

Allí tuvo lugar, por ejemplo, el enlace entre el sobrino del Rey Juan Carlos I, Luis Beltrán Alfonso Gómez-Acebo y Borbón, y la modelo Laura Ponte, en 2004.

bóvedas real colegiataLa Real Colegiata se construyó de la mano del arquitecto Teodoro Ardemans. Concebida inicialmente como panteón real -de aquella intención conserva el monumento funerario en la sala del lateral del altar mayor- se erigió poco después como Real Colegiata de la Santísima Trinidad. La decoración interior se realizó en época de Carlos III.

De la ampliación posterior se encargó Andrea Procaccini, quién levantó las torres y construyó la actual cabecera, donde se encuentran la sacristía y la sala capitular. Por su parte, el artista Salvador Maella fue quien pintó los frescos de las bóvedas, mientras que Francisco Bayeu y Francisco Sasso decoraron la capilla de las Reliquias, conocida como el Panteón de Felipe V, donde descansan los restos de Felipe V e Isabel de Farnesio.

Los eclesiásticos responsables de La Colegiata viven en otro de los edificios de este conjunto histórico ubicado a escasos minutos de Segovia y en pleno corazón de la Sierra de Guadarrama, la Casa de Canónigos. Mientras que el Palacio Real pertenece a Patrimonio Nacional pero no así la Colegiata, que es parroquia perteneciente a la diócesis de Segovia,

Otra opción es casarse en la cercana Ermita de San Ildefonso, un espacio mucho más pequeño para quienes deseen una ceremonia religiosa más íntima. Este fue el lugar elegido, por ejemplo, por la hija del ministro de Economía, Luis de Guindos, para celebrar su boda el pasado mes de julio.

A solo unos metros de los jardines se encuentra también el Restaurante Canónigos, con vistas al Palacio Real y varios salones decorados con un diseño acorde a los interiores del monumento -incluso uno de sus salones recibe el nombre de La Colegiata-.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *