Judiones de la Granja

IMG_0022

Los judiones de La Granja, que no son judías verdes para evitar confusiones, es uno de los platos típicos que ofrece la gastronomía segoviana.

La gastronomía segoviana tiene como plato principal y más famoso el cochinillo al horno pero hay que veces que apetece más un buen cocido, o potaje, de la tierra castellana para entrar bien de lleno en lo que no será un almuerzo ligero pero si bien sabroso. Los judiones de La Granja de San Ildefonso provienen de la zona establecida Segovia, del municipio de La Granja de San Ildefonso. Se trata de una variedad de alubia muy peculiar por su tamaño y color blanco.

Existen varios restaurantes que presumen, y con mucha razón de ello, de poseer los mejores judiones de La Granja y poder demostrar que la gastronomía segoviana y más la gastronomía que viene de La Granja de San Ildefonso no tiene nada que envidiar al resto de gastronomías de la península. Uno de los más famosos es el Restaurante Casa de Zaca, donde tiene un puesto de oro dentro de la gastronomía segoviana y castellana por su plato estrella, si, por los judiones de La Granja. Este restaurante comenzó en 1940 y hasta hoy sigue en pie como buen restaurante en el que se defiende con honor el buen gusto por la comida y gastronomía segoviana.

Aunque este restaurante ofrece una gran variedad de platos sigue defendiendo la comida tradicional y casera, donde encontramos platos tan típicos de la cocina de Segovia como el cochinillo al horno o los judiones de La Granja, aunque se centra muchísimo más en sus guisos y cocidos, donde por excelencia los Judiones de La Granja de San Ildefonso son los reyes de toda la carta. Los judiones de La Granja tienen una historia muy unida a la historia de Segovia y más a la historia de La Granja de San Ildefonso. Se dice que su origen va de la mano con la construcción del palacio real de La Granja. Se dice que Felipe V contrato mano de obra extranjera para poder habilitar la zona y convertir lo que hoy conocemos como El Palacio Real de La Granja de San Ildefonso en una zona perfecta para una residencia de verano.

El rey Felipe V contrato a jardineros franceses para cuidar el jardín y estos trajeron al Palacio Real de La Granja de San Ildefonso unas judías que tenían su origen en Sudamérica y que se diferenciaban de las demás judías por su tamaño. La idea que tenían estos jardineros franceses era tan solo la intención de poder alimentar el ganado con ellas no crear un plato tan típico de la gastronomía de Segovia que perduraría durante todos estos años y ganando cada vez más y más fama.

Ahora los judiones de La Granja de San Ildefonso son blancas, color por las que se diferencia de otra clase de judías más corrientes, pero en tiempos del rey Felipe V esta clase de legumbres era de un color negruzco, pasando por morado con pintas negras hasta llegar al color que hoy vemos, el blanco que tienen en la actualidad. Esto se debe a que al principio se cultivaban en las huertas de palacio, pasando por los espacios dedicados a los jardines como los viveros y luego creando espacios que actuaban como huertas y siendo cuidados, cada uno con un tratamiento especial y diferente, por los sirvientes que allí vivían. Estos sirvientes trabajan y cuidaban de estos cultivos para poder compensar las rentas y hacer más fácil la producción de hortalizas en las diferentes estaciones del año.

Ahora mismo los judiones de la Granja de San Ildefonso se cultivan también en zonas como las vegas del Eresma y las del Pirón pero sigue siendo el núcleo más importante la
zona del municipio de La Granja. Como ya se ha dicho, el judión de La Granja de San Ildefonso es, en la actualidad, la legumbre más importante y con más fama de toda la gastronomía Segoviana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *