Etiqueta: palacio real

Palacio Real

RTVE presenta un documental sobre el Palacio de La Granja

El impresionante Palacio Real de La Granja de San Ildefonso cuenta desde ahora con un nuevo documental, una producción que firma Radio Televisión Española y que pone en el lugar que le corresponde a una de las muestras arquitectónicas más impresionantes del siglo XVIII español.

La cinta, de 25 minutos de duración, fue presentada la pasada semana en el IBC 2015 de Ámsterdam y muestra con detalle la belleza arquitectónica y natural del Palacio de La Granja de San Ildefonso, sus inmensos jardines, sus monumentales fuentes y todo el paisaje que rodea a uno de los edificios más visitados de España.

Pero su importancia no se encuentra solamente en el contenido, con unas imágenes que muestran toda la majestuosidad del Real Sitio, del edificio protagonista y de los jardines que lo rodean, sino en la novedad de las técnicas utilizadas para su realización, ya que ha sido grabado con los últimos avances en Ultra Alta Definición.

La producción se ha rodado en 4K HDR (High Dynamic Range Doñby Vision), una técnica que permite compensar las diferencias luminosas de las imágenes y aplicar una cantidad de colores hasta ahora impensable. Su realización ha sido posible gracias al trabajo conjunto del Instituto RTVE, Dolby, Hispasat y Sony, con la colaboración de Ovide, Drago, FilmLight, Ad Hoc, Service Vision y Coyot Air. De la música se ha encargado Javier García Verdugo.

Palacio_de_la_GranjaEl Palacio Real fue una petición del monarca Felipe V, que quería contar con un edificio propiedad de la Casa Real en el que se había convertido su lugar de retiro favorito, la localidad segoviana de La Granja de San Ildefonso, en la Sierra de Guadarrama, a unos 80 kilómetros de Madrid.

De su construcción, que comenzó en 1721, se encargó el arquitecto español Teodoro Ardemans, maestro mayor del Real Palacio y de la Villa de Madrid. El jardín fue obra del paisajista francés René Carlier, y la combinación del trabajo de ambos se convirtió en una mezcla única hasta la fecha de la tradición arquitectónica española con el más puro modernismo del país vecino.

La construcción se inició en torno al Patio de la Fuente (lo que antiguamente era el claustro) y en ella también participaron los arquitectos Juvarra y Sacchetti. Los jardines, con una extensión de 146 hectáreas, son uno de ejemplos mejor conservados del diseño de jardines de la Europa del siglo XVIII y están decorados por 21 fuentes monumentales, uno de los grandes atractivos de la localidad, sobre todo en las tres únicas jornadas al año en las que se ponen en funcionamiento todas a la vez.

El majestuoso Palacio Real se encuentra a escasos dos minutos a pie de Restaurante Canónigos, levantado en una de las casas del séquito, un edificio que el monarca Carlos III mandó construir. Canónigos no solo ofrece una excelente comida tradicional segoviana, con productos de primera calidad, sino que permite a los comensales disfrutar del encanto de disfrutar de su velada frente a los espectaculares jardines del Palacio.

Los jardines del Palacio Real

DG027790

Los jardines del Palacio Real atraen al turismo casi tanto como el propio palacio real; creados en el siglo XVIII, se conservan en perfecto estado, resultado de un cuidado intensivo y continuado. En total ocupan una superficie de 146 hectáreas, de las cuales 67 corresponden a bosque. Merchán fue el que diseñó los planos, y tanto Botelou como Carlier se encargaron de los trabajos de jardinería, configurando el jardín sobre tres ejes paralelos yuxtapuestos: la cascada nueva, la ría y la carrera de caballos.

Los jardines están formados por parterres, bosques y especies que se han ido añadiendo sobre la marcha para embellecer el lugar. Las paredes de los jardines están cubiertas de vegetación, y la alineación de árboles propicia un camino por el que pasear. El siglo XIX fue el escogido para introducir los cambios en los jardines, añadiendo nuevos árboles como las sequoias. Los jardines, en un principio, se diseñaron para tener más importancia que el palacio en sí. Felipe V, por ejemplo, quiso que la disposición de los jardines y del palacio conservaran un estilo francés latente, por lo que se añadieron numerosas fuentes a los jardines, adornándolas con esculturas, entre otros. La influencia de Italia por parte de Isabel de Farnesio se nota en algunas zonas particulares de los jardines.

Lo más importante de los jardines son sus fuentes, repartidas estratégicamente en grupos escultóricos realizados por artistas varios, entre los que destacan Thierry, Demandré, Fermín, Pitué o Bousseau. Se han añadido nuevas especies de árboles, como bien hemos mencionado antes, entre los que destacan arces, cedros, tilos, castaños de indias y sequoias. Las estatuas que adornan los jardines son de mármol, además de algunos jarrones de la época que decoran la avenida del jardín.

El agua que abastece las fuentes proviene del depósito conocido como “El Mar” que está localizado en una zona elevada, cerca de los jardines. El caudal proviene del caudal de los montes que se sitúan a su alrededor. En aquella época, y por culpa de la gravedad, algunos surtidores de agua llegaban a alcanzar los 40 metros de altura, como la famosa fuente de la Fama. Sin duda, para venir en familia es el mejor plan. Pasear, respirar aire puro y disfrutar del paisaje con familia o amigos un fin de semana es lo mejor para desconectar del agobio de la ciudad.

San Luis en la Granja de San Ildefonso

El patrón de La Granja por excelencia…¡San Luis! Ya está aquí. El 25 de agosto es el día más esperado para los habitantes de nuestro municipio. ¿Y qué podrás hacer? ¡De todo! Lo primero será visitarnos. El Palacio Real de San Ildefonso no tiene desperdicio alguno. Es un monumento histórico enorme que corona toda la zona de ese toque cultural tan valorado, además del porte majestuoso que otorga a todo el paisaje.  Antes que nada, ¿por qué no recordar el origen del municipio, del palacio y de todo lo que aquí contiene historia?

El Real Sitio de San Ildefonso se remonta al año 1450. El por aquel entonces rey Enrique IV de Castilla ordenó construir una ermita dedicada al Arzobispo San Ildefonso. Más adelante, a mediados del siglo XVII los Jerónimos terminaron por construir una granja residencia que dio el nombre a este municipio.

Felipe V, más adelante, puso de manifiesto su deseo de construir un gran palacio, similar al de Versalles (realizado por su abuelo Luis XIV) Las obras empezaron en 1721. Los jardines, junto con sus 26 fuentes, se crearon específicamente para adornar de elementos clásicos toda la gran zona verde que rodeaba al palacio. Los personajes y las leyendas mitológicas forman parte ya del conjunto arquitectónico más imponente de La Granja.

La fiesta que se celebra en honor a San Luis recoge una serie de actividades muy interesantes tanto para los autóctonos como para los turistas y visitantes. Para empezar, los espectáculos taurinos protagonizarán las fiestas. Y las fuentes del palacio real se activarán para ofrecer el mejor espectáculo, lleno de colorido, a quien decida pasarse a visitar el palacio. La judiada también es una gran tradición ligada estrechamente al día de San Luis. Todos los asistentes podrán degustar los famosos judiones de La Granja, cultivados en la Sierra de Guadarrama.

El espectáculo y funcionamiento de las fuentes se limita a cuatro por día durante los miércoles, sábados y domingos, para evitar gastar el agua del embalse conocido como El Mar. Pero durante tres festividades concretas, todas las fuentes son encendidas a partir de las 17:30h: en San Fernando (30 de mayo) Santiago (25 de julio) y San Luis (dentro de tres días) Las fuentes son las siguientes: Carrera de Caballos, Cascada, Los Vientos, La Fama, El Canastillo, Las Ranas, Los Baños de Diana y La Fama. El resto de fuentes no tienen agua, son meramente decorativas. A veces ocurre que el embalse no tiene mucha agua, y se llegan a suspender las fuentes. Pero nunca en San Luis, Santiago o San Fernando.

Otra de las actividades que se ha llevado a cabo en años anteriores ha sido la corrida de toros de fuego, junto con los encierros. La fiesta patronal del 25 de agosto en realidad representa a San José de Calasanz, que murió el 25 de agosto, al igual que Luis IX de Francia, rey y nombrado santo (San Luis)