Etiqueta: boda

protocolo boda

Guía de protocolo en una boda

Las bodas se han convertido en todo un acontecimiento social en el que cada uno de los momentos son programados, observados y medidos según una serie de pautas que componen el protocolo de un enlace matrimonial. Ante tanta mezcla del ‘se lleva’, ‘no se lleva’, ‘está mal visto’… es habitual que las semanas previas surjan dudas, tanto entre los invitados como en los organizadores -novios, padres y padrinos-, sobre cómo actuar para cumplir la etiqueta y no desentonar. Al final no es tan complicado si se tienen en cuenta unas pocas normas sociales y se pone una pizca de sentido común.

Etiqueta

¿De corto o de largo? ¿Corbata o pajarita? Este es uno de los temas que más controversia sigue despertando, pero las restricciones de hace unos años se han suavizado. Para ellas, lo del ‘corto de día, largo de noche’ ha quedado anticuado. Ve como gustes, elegante pero sin sentirte disfrazada: es una boda, no un circo. El buen gusto es más importante que el protocolo en este caso, así que ten cuidado con las transparencias, el corto muy corto -lo ideas es por encima de la rodilla- o los escotes. Para ellos, más de lo mismo, aunque lo normal es decantarse por el traje oscuro o el chaqué. Y un consejo: la pajarita está arrasando este 2015 entre los invitados más atrevidos.

protocolo boda

Color del vestido

A esta alturas podría parecer una obviedad, pero no está de mal recordarlo, ya que en las fotos de familia del enlace se sigue viendo a alguna invitada de blanco radiante: en una boda el blanco está reservado para la novia, al igual que toda su gama cromática, así que prohibidos los tonos crudos, los marfiles, los beiges y los blancos rotos a no ser que seas la que va a dar el ‘sí, quiero’. El negro tampoco es muy apropiado, pero en este caso es sólo un consejo.

Invitaciones

En la invitaciones, como en tantos otros detalles de la boda, cada vez se permiten más licencias en forma de originalidad. Lo ideal es que mantengan el estilo de todo el enlace y, a ser posible, que tengan algún detalle que revele los gustos de los novios. Lo único que se le exige a una invitación es que ofrezca los datos básicos de la ceremonia y del banquete y que sea enviada a los invitados con antelación suficiente, al menos un mes antes del enlace.

¿Dinero o regalo?

Normalmente, la invitación contestará a esta pregunta. En el caso de que haya una lista de regalos los novios suelen incluir en el sobre una tarjeta del establecimiento donde se encargan de este servicio; mientras que si prefieren dinero, lo normal es que indiquen el número de la cuenta bancaria y algún mensaje del tipo: “Tu asistencia es nuestro mejor regalo, pero si quieres colaborar puedes hacerlo aquí… “.

¿Pero cuánto dinero?

Esta es una de las preguntas más difíciles de responder. Según las normas sociales, lo habitual es que la cantidad mínima con la que se agradece a los novios su invitación cubra el valor del cubierto del banquete. A partir de ahí, la cifra dependerá de factores como la relación personal con los novios, el parentesco, si la boda exige desplazamiento o no e incluso la situación personal del invitado.

tarta de bodas

Tarta de boda, ¿sí o no?

Muchas de las tradiciones que se repetían hace diez años en todas y cada una de las bodas que se celebraban a lo largo y ancho de este lugar llamado España están perdiéndose, o al menos renovándose. Desde costumbres que siempre tuvieron detractores, como la de cortar la liga de la novia -con la posterior puja- hasta el clásico lanzamiento de arroz -que cada vez en más ceremonias es sustituido por los pétalos de rosa-.

Otra de las grandes dudas a las que se enfrentan los novios que se van a dar el ‘sí, quiero’ estos días es: ¿tarta de boda, sí o no? Y es que el momento de los recién casados, espada en mano, partiendo un enorme pastel coronado por dos muñecos ha pasado de ser una de las imágenes más esperadas en cualquier celebración de bodas a desaparecer de buena parte de ellas y ser sustituido por la tarta, ya partida, en modo postre.

tarta de bodas

Si queréis mantener la tradición de cortar la tarta pero no os llama la atención el pastel tradicional de varios pisos, no os preocupéis. Cada vez hay más diseños e ideas para las tartas de boda y se pueden ver pasteles realmente bonitos y modernos -como este, pura inspiración que recuerda a ‘La materia del tiempo’ de Richard Serra-.

tarta de bodas

También se están viendo muchas tartas personalizadas que reflejan las aficiones y los gustos de los novios, aunque si algo se lleva este 2015 son las tartas con decoraciones florales y un estilo entre vintage, rústico y romántico, como los tres preciosos pasteles de la imagen que abre este artículo.

Otra posibilidad es optar por los pasteles, una buena elección sobre todo si se trata de una comida más informal o de tipo catering, en la que los invitados van a estar de pie.

pasteles boda

Como veis, la tarta de boda no sólo sigue estando de moda sino que cada vez admite más posibilidades para adaptarse a los gustos de los novios. Si queréis que os asesoremos para montar un banquete de bodas con materia prima de máxima calidad y unas vistas impresionantes -al Palacio Real de La Granja, nada menos-, podéis poneros en contacto con nosotros en reserva@restaurantecanonigos.com o en el teléfono 921 47 11 60.

Al final, el único consejo que nos atrevemos a dar es que hagáis lo que os dé la real gana, tanto en el tema de la tarta como en el resto de las decisiones que vais a tener que tomar. Olvidaos de las tendencias o de lo que pensarán los invitados y centraos en organizar vuestro día como deseáis.

estrés boda

Cómo superar los nervios de la boda

Estamos en plena temporada de bodas -no hay más que echar un vistazo a las redes sociales- e independientemente de todos los tipos de ceremonias que puede haber -civil o religiosa, en la ciudad o campestre, de mañana o de tarde, íntima o multitudinaria, low cost o de tirar la casa por la ventana…- hay dos aspectos comunes a la mayoría de los protagonistas de un enlace matrimonial: será uno de los días más importantes en vuestra vida y… vais a estar nerviosos las horas/días/semanas previos.

Los nervios son una sensación casi irremediable. Se suele oír a los allegados decir, con la mejor intención del mundo y sin ningún efecto, cosas como “ya está todo hecho, ahora os toca disfrutar”, pero es complicado evitar la tensión cuando habéis pasado tantos meses, habéis invertido tanto tiempo, ilusiones y dinero en planificar un día en el que todo salga perfecto y sois conscientes de que habrá tantos ojos mirándoos.

En Restaurante Canónigos, como expertos en la organización y celebración de banquetes de bodas y otros tipos de eventos, os dejamos una serie de consejos basados en nuestra propia experiencia para que los nervios no os traicionen en un día tan importante y podáis acabar con ellos cuanto antes.

  • Cuando la fecha del enlace se vaya acercando, probablemente los nervios aumenten. Os ayudará hacer una lista de lo que queda por hacer e ir tachándolo según esté -parece una bobada, pero te relajará ver negro sobre blanco todo lo que va estando bajo control-. También puedes recurrir a algunas aplicaciones para la organización de bodas.
  • Los nervios de las semanas previas también influirán en el apetito -la mayoría de las novias suelen adelgazar antes de la boda-. Intenta mantener una alimentación saludable: no sólo te ayudará a evitar vaivenes con el vestido sino que no te dejará sin energía para afrontar todos los preparativos.
  • antiestresLos habituales consejos generales antiestrés sirven también para los nervios previos a la boda: hacer ejercicio moderado, actividades como yoga o pilates o regalarte algún tratamiento relajante como un masaje o una visita a un spa son estupendas ideas.
  • Aprender a controlar la respiración te será muy útil, en esta situación y en cualquier otra estresante con la que te encuentres. No se trata más que de inspirar de forma profunda, llevando el aire hasta el fondo de tu estómago primero y llenando tus pulmones después, y espirar despacio en la dirección contraria, vaciando primero el pecho hasta soltar el aire de la parte inferior de tu abdomen.
  • La preboda, esa fiesta con los amigos y familiares más cercanos la víspera del ‘sí, quiero’, es una costumbre que va ganando adeptos, pero tiene sus peligros, sobre todo si el enlace es de mañana. Intenta no beber mucho el día anterior y dormir bien: estar descansada te ayudará también a estar de mejor humor y a capear mejor los nervios. ¡Y se notará en tu piel!
  • Sois los protagonistas, sí; hay muchos ojos pendientes de vosotros, pero no olvidéis que es gente que os quiere y que está ahí únicamente para acompañaros en una ocasión importante. No es un show de televisión, un concurso ni un juicio, es una celebración.
  • Dentro de un año, o tres, o diez, cuando miréis atrás y recordéis vuestra boda lo haréis con una sonrisa. No habrá caída durante el baile, contestación errónea durante la ceremonia ni discusión entre cuñados que pueda provocar nada más que una carcajada en el futuro, así que, deja que pasen cosas y disfruta.