bodegas

Vinos segovianos con denominación de origen

La gastronomía castellano y leonesa, rica en embutidos, asados, guisos de cuchara y dulces, no se puede entender, ni en la teoría ni en torno a una mesa, sin sus excelentes vinos, tintos, rosados, claretes, blancos e incluso espumosos. El reconocimiento le ha llegado por zonas en forma de varias denominaciones de origen: Toro, Cigales, Cebreros, Bierzo, Tierra de León, Ribera del Duero, Rueda

A los tintos de Toro (Zamora), los claretes de Cigales (Valladolid) o la pequeña producción del vino de Cebreros (Ávila) se suman las cuatro denominaciones que forman la bodega de Segovia: Rueda, Ribera de Duero, Vinos de la Tierra de Castilla y León y, la única exclusiva de aquí, Valtiendas.

Denominación de Origen Valtiendas

Es la única denominación de origen que se da en exclusiva en Segovia, concretamente en la comarca de Valtiendas, al norte de la provincia. La altitud de la zona y su clima, con cambios bruscos de temperatura, le otorgan a la uva una dureza que se nota en los vinos de esta indicación geográfica, con un color fuerte y mucho cuerpo.

Cinco bodegas ubicadas se encuentran bajo el paraguas de la Denominación de Origen Valtiendas: Tinto Redreja, Vagal, Zarraguillas, Finca Cárdaba y Valviña.

Denominación de Origen Rueda

Desde el año 1980 está en funcionamiento esta denominación de origen, la primera de Castilla y León. Esta zona de producción está especializada en vinos blancos de alta calidad y su variedad principal, el verdejo, cuenta con un enorme prestigio internacional. Desde 2008 también hay variedades de tintos y rosados bajo esta designación.

En la provincia de Segovia hay seis bodegas que cuentan con esta denominación de origen: Bodegas y viñedos Shaya, Solana Arcoiris Ossian Vides y Vinos, Viñedos Nieva, Avelino Vegas y Bodegas Cerrosol.

viñedos

Denominación de Origen Ribera de Duero

Los vinos de esta denominación, una de las más importantes de España por cantidad, incluyen los viñedos que ocupan más de 115 kilómetros de la cuenca del río Duero. Se trata de vinos tintos, en su mayoría, aunque también se dan los rosados y la principal variedad de uva que se recoge en la zona es tempranillo, con la que se producen cuatro tipos de vinos: tinto joven, crianza. reserva y gran reserva.

Varias localidades segovianas forman parte de esta denominación: Honrubia de La Cuesta, Montejo de la Vega de la Serrezuela, Villaverde de Montejo y Aldehorno.

D.O. Vinos de la Tierra de Castilla y León

Varias bodegas segovianas forman parte de esta indicación geográfica, que designa vinos de mesa elaborados con uvas producidas en la comunidad autónoma: Bodegas y Viñedos Ribera del Duratón (Valtiendas), Bodegas Castillo de Fuentidueña, Bodegas Agejas (Cabañas de Polendos) y Frutos Marín (Cuéllar).

Al sur del Sistema Central, en la otra Castilla, destacan los blancos de La Mancha y los tintos de Valdepeñas. Entre los licores, por la zona se estila la producción de aguardiente y de anís.

Con tantos buenos vinos, es difícil que un caldo falle en una mesa castellana. En la carta de Restaurante Canónigos no faltan ni las denominaciones de origen regionales ni los platos tradicionales: judiones -con gildas, con almejas, con pulpo o con perdiz-, sopa castellana con huevo de codorniz, cocido, cochinillo asado con patatas, paletilla de cordero lechal asada, trucha al horno, ponche segoviano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>