estrés boda

Cómo superar los nervios de la boda

Estamos en plena temporada de bodas -no hay más que echar un vistazo a las redes sociales- e independientemente de todos los tipos de ceremonias que puede haber -civil o religiosa, en la ciudad o campestre, de mañana o de tarde, íntima o multitudinaria, low cost o de tirar la casa por la ventana…- hay dos aspectos comunes a la mayoría de los protagonistas de un enlace matrimonial: será uno de los días más importantes en vuestra vida y… vais a estar nerviosos las horas/días/semanas previos.

Los nervios son una sensación casi irremediable. Se suele oír a los allegados decir, con la mejor intención del mundo y sin ningún efecto, cosas como “ya está todo hecho, ahora os toca disfrutar”, pero es complicado evitar la tensión cuando habéis pasado tantos meses, habéis invertido tanto tiempo, ilusiones y dinero en planificar un día en el que todo salga perfecto y sois conscientes de que habrá tantos ojos mirándoos.

En Restaurante Canónigos, como expertos en la organización y celebración de banquetes de bodas y otros tipos de eventos, os dejamos una serie de consejos basados en nuestra propia experiencia para que los nervios no os traicionen en un día tan importante y podáis acabar con ellos cuanto antes.

  • Cuando la fecha del enlace se vaya acercando, probablemente los nervios aumenten. Os ayudará hacer una lista de lo que queda por hacer e ir tachándolo según esté -parece una bobada, pero te relajará ver negro sobre blanco todo lo que va estando bajo control-. También puedes recurrir a algunas aplicaciones para la organización de bodas.
  • Los nervios de las semanas previas también influirán en el apetito -la mayoría de las novias suelen adelgazar antes de la boda-. Intenta mantener una alimentación saludable: no sólo te ayudará a evitar vaivenes con el vestido sino que no te dejará sin energía para afrontar todos los preparativos.
  • antiestresLos habituales consejos generales antiestrés sirven también para los nervios previos a la boda: hacer ejercicio moderado, actividades como yoga o pilates o regalarte algún tratamiento relajante como un masaje o una visita a un spa son estupendas ideas.
  • Aprender a controlar la respiración te será muy útil, en esta situación y en cualquier otra estresante con la que te encuentres. No se trata más que de inspirar de forma profunda, llevando el aire hasta el fondo de tu estómago primero y llenando tus pulmones después, y espirar despacio en la dirección contraria, vaciando primero el pecho hasta soltar el aire de la parte inferior de tu abdomen.
  • La preboda, esa fiesta con los amigos y familiares más cercanos la víspera del ‘sí, quiero’, es una costumbre que va ganando adeptos, pero tiene sus peligros, sobre todo si el enlace es de mañana. Intenta no beber mucho el día anterior y dormir bien: estar descansada te ayudará también a estar de mejor humor y a capear mejor los nervios. ¡Y se notará en tu piel!
  • Sois los protagonistas, sí; hay muchos ojos pendientes de vosotros, pero no olvidéis que es gente que os quiere y que está ahí únicamente para acompañaros en una ocasión importante. No es un show de televisión, un concurso ni un juicio, es una celebración.
  • Dentro de un año, o tres, o diez, cuando miréis atrás y recordéis vuestra boda lo haréis con una sonrisa. No habrá caída durante el baile, contestación errónea durante la ceremonia ni discusión entre cuñados que pueda provocar nada más que una carcajada en el futuro, así que, deja que pasen cosas y disfruta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>