Fuente La Cascada

Las fuentes monumentales de La Granja volvieron a correr

El pasado sábado tuvo lugar uno de los eventos más recomendables de los que se pueden ver en La Granja de San Ildefonso: los ocho grupos de fuentes monumentales de los jardines del Palacio Real se pusieron en funcionamiento a la vez, un acontecimiento de enorme belleza para el que lo observa pero que sólo se da tres veces al año: en San Fernando (30 de mayo), en Santiago Apóstol (25 de julio) y en San Luis (25 de agosto). Desde Restaurante Canónigos las vistas son privilegiadas, por lo que una vez más hubo lleno absoluto.

El verano pasado cerca de 50.000 visitantes se acercaron a los jardines de La Granja para poder disfrutar de este espectáculo. Lo especial de la convocatoria es que, aunque todas las semanas del verano se puede ver alguna de las fuentes en funcionamiento -los miércoles y sábados desde las 17,30 horas y los domingos desde las 13,00 horas-, normalmente se activan de dos en dos, alternando su funcionamiento, y sólo en esas tres fechas todas vierten agua a la vez.

Por ello, el sábado, miles de personas no quisieron perderse el festival de agua que se vive ese día en la localidad. A media tarde, a eso de las 17,30 horas, los juegos del agua comenzaron en el manantial de La Selva, una fuente que está formada por 74 surtidores y tres estanques que acogen la historia del amor entre Pomona y Vertumno y que recibe el agua de las fuentes de Neptuno y Anfitrite.

Vertumno era la divinidad de las estaciones y de los árboles frutales y estaba locamente enamorado de Pomona, diosa de la fruta, de los jardines y de las huertas en la mitología romana y que, como curiosidad, odiaba la naturaleza salvaje y prefería los jardines cuidados, por lo que se supone que debería sentirse terriblemente afortunada en esta vasta extensión -146 hectáreas- que está considerada como uno de los más bellos ejemplos del diseño de exteriores de la Europa del siglo XVIII.

Estos jardines, proyectados por el jardinero francés René Carlier y terminados por el también galo Esteban Boutelou cuando el primero murió, están formados por parterres, bosques, largas avenidas de secuoyas y setos y diferentes especies, algunas plantadas desde el origen y otras que se añadido en posteriores rehabilitaciones con el fin de mejorar el aspecto del vergel. La vegetación también cubre las paredes de los jardines y los árboles están colocados de tal manera que indican el camino por el que pasear.

Fuente La CascadaEn ese paseo, el visitante se va encontrando con las 21 fuentes monumentales de plomo bañadas en pintura bronce que les da ese aspecto noble y antiguo y que suman más de 300 surtidores de agua. Estas esculturas, que comparten la temática mitológica, fueron realizadas por varios artistas franceses encabezados por Renato Fremin, Juan Thierry, Huberto Demandré, Pedro Pitué y Santiago Bousseau.

Además de La Selva están la Carrera de Caballos, La Cascada Nueva, la Fuente de los Vientos, la Fuente de los Dragones, la Fuente de las Ocho Calles, la Fuente del Canastillo, la Fuente de las Ranas, la Fuente de los Baños de Diana, la Fuente de la Fama y el Mar, un lago construido en la parte más alta del parque y de cuyas aguas se nutren casi todas estas fuentes ornamentales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>