IMG_1396

Judiones de la Granja, la mejor receta para que sepas hacerlos

La primavera ya ha llegado pero el frío y las frescas temperaturas siguen entre nosotros. Aunque nunca deberíamos decir que no a una buena ensalada fresca, aún siguen estando a la orden del día los platos de cuchara, bien calentitos y preparados con mucha paciencia. Así pues, las legumbres son un producto de nuestra cocina que seguimos pudiendo consumir, y aunque sea más apetecible algo más light una alegría al cuerpo no esta mal y siempre nos hará sonreír.

Por eso hoy trataremos como hacer unos buenos judiones de La Granja, los de siempre y de toda la vida, los judiones que se cultivan en los terrenos de La Granja de San Ildefonso y que podemos comer mientras tomamos un buen vino tinto y disfrutamos las vistas que nos ofrece el acueducto de Segovia… si es que tenemos la suerte de ir a esa preciosa ciudad a disfrutar de ellos. Si por cualquier razón Segovia es una provincia que te pille un poco lejos o no tienes demasiado tiempo para desplazarte hasta allí, toma nota de la receta e intenta repetirla en casa: se trata de una receta típica castellana tan famosa como el cochinillo al horno de esta misma región.

Para empezar con este plato lo primero que necesitamos saber son los ingredientes necesarios para realizar esta típica receta de la famosa historia de la Granja de San Ildefonso así como sus medida para que nos salgan unos judiones del mismisimo Felipe V.

Necesitamos 500 gramos de Judiones de La Granja, para saber que son judiones de La Granja nos fijaremos en su tamaño y su color. Los Judiones de La Granja son mucho más grandes que las judías, no son judías verdes, son alubias normales y no tienen un color marrón, como es lo común, son de color blanquecino.

Necesitaremos una oreja de cerdo dos morcillas de cerdo fresco y 250 gramos de chorizo. (La carne se puede cambiar por pulpo, mejillones, almejas… a gusto de cada uno). Como vemos el uso de la carne de cerdo es muy común, tenemos que recordar que toda las recetas de la gastronomía castellana, exceptuando los postres…es muy común su uso ya que su plato estrella es el cochinillo al horno. En general, la gastronomía castellana tiene muy presente la carne en sus menús; suele estar presente en todos nuestros grandes platos.

Continuando con los ingredientes necesarios, también necesitaremos una cebolla mediana, una hoja de laurel y tres dientes de ajo. Es importante echar la dosis justa de aceite, ya que sino el caldo quedaría con un tácto muy pasteloso y no es nada sano tener tanta grasa en esta clase de platos, por eso es recomendable no echar más de 80 ml de aceite. Tenemos que tener perejil y al igual que el aceite, no pasarnos con la harina y la sal, que echaremos una cucharada de cada.

Ahora que ya conocemos los ingredientes necesarios y sus medidas es hora de saber qué hacer con todo eso y como se transformarán en un delicioso plato de judiones de La Granja. Lo único realmente complicado de esta receta segoviana es que es un plato que requiere tiempo, por eso para preparar los judiones de La Granja hay que empezar la noche anterior poniendo a remojo en agua los judiones. Al día siguiente se escurren y cuando estén bien escurridos se añaden a una cazuela cubiertos por agua fría y estarán listos para estar en el fuego.

Mientras los judiones estén en el fuego añadimos una hoja de laurel y se deja que hierva. Cuando veamos que el agua esté hirviendo, añadimos agua fría y se junta en el mismo recipiente la oreja, la carne de cerdo y el chorizo. Al tener todos estos ingredientes juntos lo tapamos y dejamos que se cuezan a fuego lento durante unas tres horas.

Durante estas tres horas vamos pelando y picando la cebolla de manera muy, muy fina para que luego la podamos freír. La manera en la que se fríe la cebolla es a fuego lento y hasta que veamos que la propia cebolla se ha quedado blanda y medio transparente. Con los ajos, ya picados, el perejil, la sal y la harina hacemos un sofrito con la cebolla y lo añadimos a la cazuela. Dejamos reposar todos estos ingredientes unos minutos para que tomen el sabor antes de añadirlos a la cazuela.

En cuanto a la carne, la oreja y morcilla las sacaremos del guiso para cortarlas en trozos regulares y luego volveremos a añadirlas de nuevo a la cazuela. Finalmente, cuando veamos que los judiones de La Granja estén bien tiernos podemos sacarlos del fuego. Dejamos unos minutos que repose ya con el fuego apagado y tendremos listo nuestros judiones de La Granja.

Un buen acompañante para este plato es un vino, un consejo, si es un buen Ribera del Duero seguro que esa comida será un éxito asegurado.

judiones_granja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>