Sopa Castellana Tradicional

4423931133_6c1da521b0_b

Dentro de las diversas opciones que existen a la hora de preparar una sopa, la sopa castellana es una de las más fáciles de hacer así como una de las más sabrosas que existen dentro de la gastronomía tradicional española. Esta receta tradicional recibe su nombre gracias a su origen, ya que es una receta que ha sido heredada de las costumbres y de las necesidades que desde antiguo han tenido los pastores castellanos, es por esta razón que ha esta sopa también se la puede conocer por el sobre de sopa de los humildes.

Esta receta tan solo necesita de unos pocos ingredientes, que tras unos 18 minutos de preparación estarán listos para ser servidos. Esto hace que no haya excusas a la hora de hacer una comida de cuchara y además este tipo de receta es muy económica de hacer, ya que es una de las ventajas que ofrecen las recetas tradicionales, su bajo precio en la adquisición de los ingredientes. Además este tipo de sopa se puede realizar siempre que no se disponga de un caldo preparado o de mucho tiempo para cocinar.

La sopa castellana cuenta con un nivel calórico bajo, la dificultad que existe para realizar este plato también es baja, su tiempo de preparación es de unos 18 minutos y para 4 personas se necesita de los siguiente ingredientes:

  • 5 dientes de ajo.

  • 4 huevos.

  • 150 gramos de pan, a poder ser pan duro.

  • 200 gramos de jamón serrano.

  • 1 ramita de perejil.

  • 1 cucharada de pimentón rojo dulce.

  • 1.200 ml de agua o caldo de carne.

  • Sal.

  • Aceite de oliva.

Para comenzar a prepara esta sopa, primeramente hay que pelar los ajos y cortarlos en laminas, luego se corta el jamón serrano y el pan en trozos pequeños, para terminar cascando los huevos dentro de un bol.

Para comenzar con la elaboración de este plato es necesario añadir en una cazuela 2 cucharadas de aceite de oliva, que se ponen a calentar a un nivel de fuego medio. Una vez que el aceite se encuentra caliente, es el momento de incluir los ajos, dejando un par de dientes para el posterior picadillo. En este momento también hay que añadir la sal al gusto de los comensales, junto con los trozos de pan y todo esto se sofríe con los ajos.

Una vez se ha realizado el sofrito, es el momento de añadir el jamón mientras se sigue sofriendo durante un minuto más, momento en que se añadirá el pimentón rojo removiendo todo esto bien y dejándolo sofreír durante unos segundos más. Tras este paso se vertirá el agua o el caldo, esperando a que empiece a hervir, durante esta espera se irá preparando el ajo y el perejil.

En un mortero se incluirán los dos dientes de ajo que previamente habían sido retirados junto con la rama de perejil, más un poco de sal, todo esto ha de quedar bien picado. Todos los ingredientes que se encuentran en el mortero han de ser se añadidos justo en el momento en que la sopa comience a hervir, romoviéndolo bien y añadiendo los huevos, en este momento para evitar que los huevos se rompan no se ha de remover la sopa, simplemente hay que dejarla que hierva bien durante 10 minutos más, momento en que ya se podrá comer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>